Rentokil Initial recomienda medidas para reducir la presencia de cucarachas

Las cucarachas siempre han estado asociadas al verano. Las altas temperaturas, la humedad y la presencia constante de comida y bebida al aire libre favorecen que lleguen a convertirse en una plaga que genera molestias a los gestores de las ciudades, los dueños de establecimientos comerciales y los ciudadanos que las sufren en sus hogares.

Pero lo más importante es que son un grave riesgo para la salud, pues las cucarachas son portadoras de abundantes bacterias y pueden llegar a contagiar enfermedades como salmonelosis, disentería o gastroenteritis. Estudios recientes, realizados por el Instituto Nacional de Ciencias de Salud Medioambientales de Estados Unidos, han confirmado que algunos episodios de crisis asmáticas tienen relación con los excrementos de cucarachas.

Basta con que una cucaracha se haya paseado por una zona donde se preparan alimentos para que esa superficie se quede contaminad. Si posteriormente se consumen los alimentos que han estado en contacto con esa zona hay un riesgo evidente de contraer alguna enfermedad como las descritas.

La multinacional especializada en higiene ambiental y control de plagas, Rentokil Initial, recomienda una serie de medidas para prevenir su aparición:realizar un perfecto drenaje en arquetas, sumideros y desagües, manteniendo estos cerrados por las noches; vigilar la aparición de grietas o agujeros que conecten con patinillos o bajantes; limpiar los hogares y las oficinas de forma regular; almacenar los alimentos en recipientes herméticos y no dejar restos por las noches al descubierto; mantener el orden en los espacios para impedir que se creen refugios en los que puedan esconderse; en hostelería es crítico mantener una escrupulosa limpieza en cafeteras, motores de cámaras y grifos dispensadores de cervezas y refrescos; y, por último, eliminar el agua estancada en recipientes pues la humedad las potencia.

Tipos de cucarachas
Desde que surgieran en el Pleistoceno, hace más de 300 millones de años, se han catalogado alrededor de 4.600 especies diferentes de cucarachas. Solamente 30 variedades se asocian directamente con ambientes habitados por humanos y son las que se consideran como plagas. Su morfología, como la de otros insectos, es simple: tienen tres pares de patas, grandes ojos compuestos, largas antenas, un tórax dividido en tres segmentos y un abdomen fraccionado en diez partes.

Las tres especies más comunes de cucaracha que se tienen en España son la periplaneta americana (color marrón rojizo; 3-4 centímetros; las alas cubren completamente su cuerpo), la blatellagérmanica o alemana (color marrón claro y 1,2-1,5 cm) y la blattaorientalis u oriental (color marrón oscuro casi negro; 3-4 cm y las hembras tienen las alas menos desarrolladas).

Algunos aspectos de su comportamiento siguen resultando fascinantes y dignos de estudio.

Las cucarachas son necrófilas y cuando escasean los alimentos son capaces de nutrirse de los cadáveres de sus semejantes. Al disponer de un exoesqueleto cuentan con una flexibilidad que les faculta para pasar por grietas o espacios imposibles. Son capaces de sobrevivir una semana sin cabeza o estar más de media hora sin respirar. Además, son unas grandes aficionadas a la cerveza, ya que se sienten atraídas por los azúcares y el lúpulo.

Hora de actuar
Si descubre una plaga de cucarachas es fundamental actuar lo antes posible. Recientemente, se ha conocido que los métodos tradicionales de eliminación generan normalmente el efecto contrario al pretendido, extendiendo la plaga a espacios cercanos y zonas colindantes.

Solo con servicios profesionales de desinsectación se podrán eliminar por completo las plagas de esta especie que se reproduce muy rápidamente y con una alta capacidad de resistencia.

Suscríbete al boletín

Regístrese para obtener nuestras últimas actualizaciones exclusivas, ofertas, ofertas y promociones.

A %d blogueros les gusta esto: